Fantasía ⇁ Autores

Robert Holdstock

Robert Holdstock nació en Kent (Inglaterra) en 1948 y murió en noviembre de 2009. Vivió su juventud entre los densos bosques de la zona y un pantano cercano al lugar donde nació. Tras nueve años estudiando Zoología, se convirtió en escritor a tiempo completo en 1975. Su mayor trabajo, y el que le ha reportado mayor fama, es Bosque Mitago (Mythago Wood, 1984, premio British Science Fiction y premio World Fantasy en 1985), que luego continuaría con Lavondyss (premio British Science Fiction, 1989), la recopilación The Bone Forest y las novelas The Hollowing, Merlin's Wood, y Gate of Ivory, Gate of Horn.

Bosque Mitago es una densa obra que bebe de la mitología inglesa y céltica anterior. El protagonista, Steven Huxley, regresa a la casa familiar, en los campos de Gloucester, a finales de la segunda guerra mundial. Este inicio, que nada tiene de fantástico, da paso a una cadena de acontecimientos que empiezan con la obsesión del hermano de Steven, Cristian, y el padre de ambos, por un bosque cercano. Al parecer, dicho bosque, tan viejo como el mundo, es capaz de conectar con el inconsciente colectivo a través de las mentes de los que se adentran en él, y de generar mitagos (encarnaciones de las leyendas y de mitos que subyacen en nuestro inconsciente colectivo) y, a medida que uno se adentra en el bosque, más antiguos son los mitos, hasta llegar a los mitos primordiales de la humanidad. En el corazón del bosque se esconden civilizaciones perdidas, pueblos celtas, el mismísimo Robin Hood y los horrores que aterraban a los hombres primitivos, y en el centro, Lavondyss, más un momento que un lugar, yace el corazón del bosque y tal vez del mundo entero. Steven Huxley se adentrará en ese bosque mítico en busca de su hermano desaparecido, pero en su lugar acaba encontrando el amor en la figura de una muchacha mitago, Guiwenneth, procedente de una desaparecida cultura celta.

En Lavondyss, es Tallis Keeton la que se aproxima al bosque de Rhyope y queda totalmente fascinada por él. Sabe que en su interior podría hallarse su desaparecido hermano. El planteamiento inicial del libro parece similar, pero aquí se acaban las semejanzas. Mientras que Steven Huxley viaja a través del bosque como un espectador, Tallis se integra en la historia: aprende el poder y los secretos de las máscaras, penetra en un mundo de sueños, visiones y profecías, y se ve obligada a adentrarse cada vez más en el bosque, hacia Lavondyss, el lugar en el que el tiempo deja de tener sentido.

Estamos ante dos obras en las que el sentido de lo maravilloso se va desarrollando poco a poco, sorprendiendo al lector con su belleza, trayendo mitos olvidados a la luz y mostrándonos lo fácil que es abandonar nuestra capa de civilización y caer en el animismo otra vez.

Robert Holdstock también cultivó el terror en otra de sus novelas, Muertes en el laberinto, entrecruzándolo con la fantasía en lo que se ha venido a llamar dark fantasy.

Bibliografía destacada