Obra ⇁ Canciones

Poema del Troll

Sam canta esta canción para amenizar el último tramo hacia Rivendel a petición de Merry e inspirado por las estatuas de los trolls que años atrás intentaran comerse a Bilbo y los enanos.
Véase Capítulo 12 - Huida hacia el vado del Libro Primero de 'La Comunidad del Anillo'.

Traducción Española

El Troll estaba sentado en un asiento de piedra,
mordiendo y masticando un viejo hueso desnudo;
había estado royéndolo durante años y años,
pues un pedazo de carne era difíci1 de encontrar.
Vivía solo en una caverna de las colinas,
y un pedazo de carne era difícil de encontrar.

Llegó Tom calzado con grandes botas,
y le dijo al Troll.- «¿Qué es eso, por favor?
pues se parece a la tibia de mi tío Tim,
que tendría que estar en el cementerio.
Hace ya muchos años que Tim se nos ha ido,
y aún tendría que estar en el cementerio».

«Compañero», dijo el Troll, «es un hueso robado,
¿pero de qué sirve un hueso en un agujero?
Tu tío estaba muerto como un lingote de plomo
mucho antes que yo encontrara esta tibia.
Puede darle una parte a un pobre viejo Troll
pues él no necesita esta tibia».

«No entiendo por qué las gentes como tú»,
dijo Tom, «han de servirse libremente
la canilla o la tibia de mi tío,
¡pásame entonces ese viejo hueso!.
Aunque esté muerto, aún le pertenece;
¡pásame entonces ese viejo hueso!».

«Un poco más», dijo el Troll sonriendo,
«y a ti también te comeré y roeré las tibias.
¡Un bocado de carne fresca me caerá bien!
Te clavaré los dientes ahora mismo.
Estoy cansado de roer viejos huesos y cueros.
Tengo ganas de comerte ahora mismo».

Pensando aún que se había asegurado la cena
descubrió que no tenía nada en las manos,
pues Tom por detrás se había deslizado
lanzándole un puntapié como buena lección,
un puntapié en las asentaderas, pensó Tom,
será el modo de darle una buena lección.

Más duros que la piedra son la carne y el hueso
de un Troll que está sentado a solas en la loma;
tanto valdría patear la raíz de la montaña,
pues las asentaderas de un Troll son insensibles.
El viejo Troll rió oyendo que Tom gruñía.
Y supo que el pie de Tom era sensible.

Tom regresó a su casa arrastrando la pierna,
y el pie le quedó estropeado mucho tiempo,
pero al Troll no le importa, y está siempre allí
con el hueso que le birló al propietario.
Las asentaderas del Troll son siempre las mismas,
¡y también el hueso que le birló al propietario!

Original Inglesa

Troll sat alone on his seat of stone,
And munched and mumbled a bare old bone;
For many a year he had gnawed it near,
For meat was hard to come by.
Done by! Gum by!
In a case in the hills he dwelt alone,
And meat was hard to come by.

Up came Tom with his big boots on.
Said he to Troll: 'Pray, what is yon?
For it looks like the shin o' my nuncle Tim,
As should be a-lyin' in graveyard.
Caveyard! Paveyard!
This many a year has Tim been gone,
And I thought he were lyin' in graveyard.'

My lad,' said Troll, 'this bone I stole.
But what be bones that lie in a hole?
Thy nuncle was dead as a lump o' lead,
Afore I found his shinbone.
Tinbone! Thinbone!
He can spare a share for a poor old troll,
For he don't need his shinbone.'

Said Tom: 'I don't see why the likes o' thee
Without axin' leave should go makin' free
With the shank or the shin o' my father's kin;
So hand the old bone over!
Rover! Trover!
Though dead he be, it belongs to he;
So hand the old bone over!'

'For a couple o' pins,' says Troll, and grins,
'I'll eat thee too, and gnaw thy shins.
A bit o' fresh meal will go down sweet!
I'll try my teeth on thee now.
Hee now! See now!
I'm tired o' gnawing old bones and skins;
I've a mind to dine on thee now.'

But just as he thought his dinner was caught,
He found his hands had hold of naught.
Before he could mind, Tom slipped behind
And gave him the boot to larn him.
Warn him! Darn him!
A bump o' the boot on the seat, Tom thought,
Would be the way to larn him.

But harder than stone is the flesh and bone
Of a troll that sits in the hills alone.
As well set your boot to the mountain's root,
For the seat of a troll don't feel it.
Peel it! Heal it!
Old Troll laughed, when he heard Tom groan,
And he knew his toes could feel it.

Tom's leg is game, since home he came,
And his bootless foot is lasting lame;
But Troll don't care, and he's still there
With the bone he boned from its owner.
Doner! Boner!
Troll's old seat is still the same,
And the bone he boned from its owner