10 de Abril, 2020, 19:30:03 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
¿Perdiste tu email de activación?

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: [1]
  Imprimir  
Autor Tema: La Guerra del Anillo, de Francesco Nepitello  (Leído 2148 veces)
Falenthal
Moderador Global
Heredero de Isildur
*****
Mensajes: 2.152



« : 06 de Marzo, 2015, 10:44:31 »



Pues ayer pude jugar, de nuevo gracias a Via Lúdica, mi tienda habitual, al último juego basado en la obra de Tolkien que me faltaba (de los que considero que vale la pena probar. Los Risk de El Señor y los ajedreces de El Hobbit no me interesan...).

Habiendo ya jugado una partida al Batalla, el reglamento se hace más intuitivo. Me lo pase teta, y he de decir que logramos acabar la partida en menos de 3 horas, unas 2.30h. Me gustó, por que los juegos más largos se me acaban haciendo pesados. (Por si a alguien le interesa, gané yo con Sauron, corrompiendo a la Compañía cuando ya estaba a punto de lanzar el Anillo al Monte del Destino).

Lo que el Batalla tiene de detalle de las unidades, donde cada una tiene sus características especiales, aquí lo tienes en las regiones y las múltiples opciones sobre dónde presentar batalla, dónde retirarte y dar un territorio por perdido para asegurar otro,... y todo eso, mientras la Compañía va haciendo su caminito de hormiga.
La Compañía actúa de algún modo de marcador de tiempo: si el jugador de los Pueblos Libres no la mueve o se despreocupa de ella, acabará siendo descubierta y corrompida, y Sauron ganará al recuperar el Anillo. Si Sauron no se preocupa de ella y se dedica sólo a atacar con sus ejércitos, la Compañía llegará en algún momento a Mordor e iniciará la cuenta atrás para destruir al Único.

Hay detalles de grandísima calidad, como que los ejércitos de Sauron vuelvan a su fondo y se puedan volver a Alistar, mientras que las unidades perdidas de los Pueblos Libres se eliminan del juego. A la larga, a Sauron le basta con ir desgastando a los Pueblos Libres mientras no deja de Alistar nuevamente a sus ejércitos caídos. También le da complejidad el tema de tener un marcador política para cada cultura: los Rohirrim, por ejemplo, no empiezan el juego en guerra con nadie. Eso quiere decir que no pueden enviar sus tropas contra Isengard hasta que no haya cambiado su situación política. Y ahí entra otra opción muy chula, que es que los miembros de la Compañía pueden separarse del grupo e ir a diferentes reinos para activarlos y que puedan participar en la Guerra del Anillo. Al estilo de cuando Gandalf, Aragorn, Gimli y Legolas van a Edoras y hacen que los rohirrim se pongan en marcha. Lo chulo es cambiar la historia y enviar a Legolas y Gimli a "despertar" a Valle y Erebor, por ejemplo, o que Aragorn vuelva a Bree para alistar dúnedains del norte y tratar de arrasar Angmar.

Un gran juego y, nuevamente, las reglas no son tan complejas como parece (tiene muchos detallitos, sí, pero como otros juegos, la verdad) y lo que le da la gran profundidad es la cantidad de opciones que tienes y de estrategias que puedes seguir. ¿Quieres hacer resurgir Angmar y hacerte con el control de Rivendell? ¿Quieres que Lórien y las Estancias de Thranduil se pongan en marcha para derribar Dol Guldur conjuntamente? ¿Dejarás a Frodo y Sam en manos de Gollum desde el inicio y enviarás al resto de la Compañía a influir en sus pueblos para activarlos por la causa de los Pueblos Libres? Dan ganas de jugar una partida más y ver qué pasaría si....
En línea
Falenthal
Moderador Global
Heredero de Isildur
*****
Mensajes: 2.152



« Respuesta #1 : 19 de Enero, 2017, 15:06:40 »

Por suerte tengo un colega con el que lo jugamos cada dos por tres (llevaremos unas 8 partidas) y lo estoy disfrutando un montón.
Después de comprarme el juego (juegazo, debería decir), me busqué la manera más sencilla de facilitar dos cosas:

1) Diferenciar las miniaturas más fácilmente, para no ir confundiendo unidades de diferentes ejércitos.

2) Organizar de algún modo las miniaturas para poder hacer el setup más rápidamente.

Para el punto 1, evidentemente lo mejor es pintarlas. Pero soy un negado en pintar (nunca lo he hecho) ni me apetecía dedicar el más mínimo tiempo a pasar el pincelito. Tras ver unos buenos resultados usando sólo spray en la BGG, me lancé a ello.
Al ver los precios de los sprays buenos, y que necesitaba al menos 9 sprays (uno de imprimación, y 8 para el color de las diferentes unidades), decidí arriesgarme y comprarlos en los chinos. A 2 euros el spray, al menos no me iba a costar lo mismo pintar que el juego entero.

Para resumir: compré un spray negro para imprimar a los malos, y uno blanco para imprimar a los buenos. Después compré un spray de cada color de las unidades (rojo, naranja, amarillo, azul claro, azul oscuro, verde claro, verde oscuro y marrón).
En unos cartones grandes enganché cada miniatura por la base con un trocito de blue-tac. Después, spray que te crió a todas.

Este es un ejemplo del resultado final:


Si queréis ver el resto, esta es la galería: https://goo.gl/photos/CjpRRCjsBQHPrKebA

Para el punto 2, la organización, es evidente que lo peor es tener que estar mirando en el libro cuántas unidades hay en cada región, buscarlas entre la bolsa de miniaturas, etc.
Así que me hice con varias bolsas zip, en cada uno meto las unidades correspondientes a varias regiones contiguas (por ejemplo, los de Erebor, Valle y Reino del Bosque van en una misma bolsita), y la etiqueto.
Con una foto quedará más claro. Evidentemente, al recoger hay que rellenar las bolsitas y lo que sobre va a una bolsa grande de refuerzos.


Como véis, le robé los rotuladores de colores a mi hija  Sonreir
Os puedo prometer que el tiempo dedicado a estos preparativos valen muchísimo la pena cuando sacas el juego y toca montarlo. Además, pintar las minis no cuesta nada (un par de tardes para que se sequen las capas) y luego queda muy molón sobre el tablero.

Si tenéis preguntas, adelante.
En línea
Páginas: [1]
  Imprimir  
 
Ir a:  

Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines