Películas ⇁ Noticias

Crítica de Born of Hope

| Categoría: Fan | Correo

Ya la hemos visto y ahora opinamos: otro pequeño logro del fenómeno fan. Setenta minutos muy entretenidos, con los ingredientes Tolkien que buscamos, y con un nivel técnico admirable.

Tras el visionado de Born of Hope queda un buen poso de satisfacción. No has visto la mejor película del año, pero te ha entretenido. La película cuenta la historia de los padres de Aragorn, Arathorn y Gilraen, cómo se conocieron, se enamoraron, etc. BoH es una película sobre el amor en tiempos difíciles, pero básicamente sobre el amor. De hecho cuando no hay luchas, de lo que se habla prácticamente es de amor, amores imposibles o celos. No es que sea algo malo, pero el guión no es precisamente el fuerte de la película. Algo más de agilidad en ciertas escenas, y un paso del tiempo mejor elaborado no hubieran estado mal.

A nivel técnico es bastante impresionante, teniendo en cuenta el carácter fan del film, aunque sí que brilla con fuerza el aprovechamiento de la escasa financiación del proyecto. Sorprendente la inclusión del troll y su batalla con los dúnedain. Paisajes y fondos son geniales, excepto esas escenas en que los personajes miran la inmensidad del territorio, que tienen una iluminación horrible y cantan que da gusto.
Las batallas están muy bien coordinadas; se ve gente, que ya es algo de agradecer, no sólo un personaje y dos orcos. Muy logradas, rodadas sin movimientos de cámara exagerados ni mareantes.
El vestuario y maquillaje es genial. Cómo no, los orcos son los que más llaman la atención en este aspecto. Muy bien hechos.

En el reparto cabe destacar a Arathorn, quien lleva el peso de la película, y que guarda un terrible parecido con el Aragorn de Viggo Mortensen. Un personaje sin estridencias y bastante creíble. El resto del reparto más o menos pulula por la pantalla, sin grandes escenas ni pretensiones, a excepción de Elgarain, la dama enamorado en secreto de Arathorn, que culmina su actuación con una gran escena.

El film está muy inspirado en las películas de Jackson, usando degradaciones de color y mostrando escenas calcadas de la trilogía. La música sigue los mismos patrones, con una gran canción en los créditos. Estos films tan basados en la trilogía ya no sé si es algo bueno o malo. A cambio de fidelidad al original y parecer un derivado de garantías, se pierde personalidad, sorpresa y da la sensación de refrito. Quizá esto sea cuestión de gustos. Yo aún tengo que decidirlo.

Born of Hope es otro pequeño logro del fenómeno fan y eso es lo que importa. Son 70 minutos muy entretenidos, con los ingredientes Tolkien que buscamos, y con un nivel técnico admirable. Además, por el precio que nos cuesta verla, es toda una recomendación. Eso sí, aún no hay subtítulos en español, así que para los que no sepan inglés, francés, alemán, danés o ruso, no entenderán el diálogo, pero la historia se sigue y se comprende perfectamente.

Pincha para ver la información oficial, fotos y el trailer de Born of Hope. Y pincha aquí para ir directo al vídeo de la película. Y para terminar, ¿qué te ha parecido a ti? ¡Deja tu comentario aquí debajo!