Obra ⇁ Lugares

Colinas Verdes

Colinas

Viniendo de Hobbiton, después de atravesar el Gran Camino del Este hacia el sur, se llegaba al País de las Colinas Verdes, unos cerros no muy altos poblados de árboles que se extendían desde las Tierras de Tuk al oeste hasta el Bosque Cerrado y los límites del Marjal en la Cuaderna del Este. Un sendero serpenteaba por las lomas; conducía de Alforzada a la Casa del Bosque y Cepeda. Uno aún se hallaba en el corazón de la Comarca, un lugar para excursiones, no una tierra salvaje.

No obstante, un gran encapuchado negro sobre un caballo negro perseguía ya a los hobbits. Aunque no podía verse su nariz, era posible oír como olfateaba. Afortunadamente algunos elfos todavía recorrían estos bosques; Gildor Inglorion, un Noldo del linaje de Finrod Felagund, apareció en el momento oportuno.

Cuando la gente de Zarquino dominaba la Comarca, los valerosos Tuk consiguieron mantenerlos alejados de la parte occidental de las Colinas Verdes. Sin embargo los bandidos tenían un punto de apoyo en Bosque Cerrado desde donde se dedicaban a asolar la región.