Las Dos Torres ⇁ Momentos

Simbelmynë

Las Dos Torres, capítulo 22. Basado en: No existe esta escena en el libro.

Fotograma del momento

THÉODEN
Simbelmynë. Siempre ha crecido en las tumbas de mis antepasados. Ahora adornará la tumba de mi hijo. Tiempos aciagos me ha tocado vivir. Los jóvenes perecen, los ancianos se agostan. Lástima vivir para contemplar los últimos días de mi casa. GANDALF
La muerte de Théodred no ha sido obra tuya.
THÉODEN
Ningún padre debería enterrar a sus hijos.

Peter JacksonSiempre me ha gustado lo de «simbelmynë», que es como llama Tolkien a esas florecitas. Y son flores que sólo crecen en las tumbas de los muertos. Me pareció sorprendente, por eso quise sacarlo. No hay motivo para ello pero es una idea ingeniosa. Esta toma es auténtica. No hay nada digital ahí. Estamos en el corazón de las montañas de los Alpes del Sur. Las flores son artificiales, sólo eran unos trocitos de trapo, como de seda blanca. Y otra cosa que fue un impacto es la pronunciación. Siempre creímos que era «Symbol Moon».


Bernard HillSimbelmynë. Los asesores de dialecto se empeñaron en que la pronunciara bien. No «mun», «mine». Symbelmynë. La frase: «Ningún padre debería enterrar a sus hijos», me la dijo una madre cuya hija había muerto en un atentado terrorista en Irlanda del Norte. Creo que yo estaba en Glasgow después de rodar una serie. Mi personaje trata con niños, tiene que cuidar de los niños. Y esta mujer me abordó y me dijo que su hija había muerto y lo terrible que es eso, y se identificaba con el personaje porque había perdido a una hija. Dijo: «Ningún padre debería enterrar a sus hijos». Y me llegó muy dentro, pensé: «Tengo que compartir esto con la gente». Luego, cuando hicimos la escena, Peter dijo: «No quiero que la frase transmita emoción. Quiero que te aferres a tu condición, a tu condición real, dices la frase, y eso pulsa el interruptor, y nada más decirla, te derrumbas. Y no puedes acabarla porque te has derrumbado». Una cosa maravillosa, porque todo tenía un tiempo.