Obra ⇁ Lugares

Erebor

Montaña | s. Motaña Solitaria

Sindarin «La Montaña Solitaria». Se alzaba, sola, en la llanura al este del Bosque Negro y al norte del Lago Largo. Aquí se establecieron los enanos de Moria, después de que el Balrog los expulsara. Thráin I fundó «el Reino bajo la Montaña» (1999 T.E.), aunque, poco después, los reyes de la Línea de Durin trasladaron su sede más al norte, a las Montañas Grises. Thrór volvió a Erebor en el año 2590 y se hizo rico y poderoso en alianza con los Reyes de Valle (la ciudad de Valle se encontraba justo al pie de Erebor). En el año 2770 el palacio de los enanos construido en lo más profundo de la montaña fue conquistado por Smaug, el dragón que escupía fuego. Todos los enanos que vivían allí murieron o huyeron, igual que los hombres de Valle. Alrededor de la montaña todo quedó carbonizado y desolado. Entonces Smaug penetró en la gran cámara de los tesoros, amontonó todas las preciosidades y se echó encima. Así lo encontró el «ladrón profesional» Bilbo Bolsón setecientos años después.

Situación geográfica

El interior de la montaña se parecía a Moria, pero en pequeño; numerosos pasadizos, túneles, cámaras y, sobre todo, escaleras. Al contrario de los hobbits, los enanos amaban las escaleras. La gran cámara de Thrór, la sala de reuniones, se hallaba próxima a la puerta principal. Aquí también nacía el río Rápido, que discurría junto al Portal para luego descender hacia Valle.

Tras la Batalla de los Cinco Ejércitos (2941 T.E.), en la que los enanos, aliados con los hombres de Valle y los elfos silvanos, vencieron a una gran hueste de orcos, se desvaneció la tradicional enemistad entre enanos de Erebor y elfos.

Durante la Guerra del Anillo los hombres de Valle se refugiaron también en Erebor, que resistió el ataque de un ejército de Orientales. Allí cayó Dáin Pie de Hierro, el «Rey bajo la Montaña».