Obra ⇁ Personajes

Arien

Arien es la sierva de Vána, un Espíritu de Fuego de considerable poder. Al contrario que la mayoría de sus semejantes (sobre todo aquellos que se convirtieron en Balrogs), resistió a las tentaciones de Morgoth y permaneció fiel a Eru y su señora.

En los primeros días Arien cuidaba las flores doradas de los jardines de Vána. Estaba fascinada con su color dorado -un tono que parecía personificar su propia esencia- y las regaba cuidadosamente con el refulgente rocío del gran árbol Laurelin (Árbol Dorado). La devoción de Arien por el Árbol de Oro y las preciosas flores de Vána canalizaron su espíritu salvaje.

Con la muerte del Árbol Dorado a manos de Morgoth y Ungoliath, Arien se entristeció durante largo tiempo. La pena la dejó herida, pero continuó con su misión, sabiendo que su cuidado era esencial para que el jardín no se marchitara, y desconociendo que su principal misión estaba aún por llegar.

El último fruto del Árbol Dorado fue salvado por Yavanna y el Herrero Aulë hizo una barca para que albergara su luz. Bendecido por Manwë y con el poder otorgado por Varda, la barca se convirtió en Anar (el Sol) la lámpara dorada que los Noldor llamarían Vása (Q. "Consumidor"). Anar era el joven compañero de Isil, la barca que contenía la luz plateada del último fruto de Telperion (el Árbol de Plata).

Los Valar escogieron a Arien para que guiara a Anar por el cielo. Así, la Llama Dorada abandonó su resplandeciente forma y partió hacia el cielo para conducir a la Estrella del Día. La fuerza de Arien es tal que le permite soportar el peso de su misión sin fin, y su ardiente esencia le otorga inmunidad frente al gran calor. Es capaz de dominar cualquier fuego.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey