Obra ⇁ Personajes

Ella-Laraña

La gran Araña del Paso de Cirith Ungol. Frodo y Sam tuvieron que atravesar su Antro oscuro y apestoso, al cruzar los Montes de la Sombra. Igual que su madre Ungoliant, Ella-Laraña era una devoradora de luz. Esparcía un vapor que «cuando era inhalado producía una ceguera, no sólo visual sino también mental, borrando así de la memoria todo recuerdo de forma, de color y de luz». Únicamente al enfrentarse a ella a la luz del día, Sam pudo reconocer su figura de araña.

Tenía el tamaño aproximado de un rinoceronte, ojos biselados de brillo maligno, cuernos en la cabeza, un cuerpo enorme que colgaba como un saco entre las piernas, con marcas azuladas en la parte superior y, por abajo, un abdomen pálido y fosforescente; las patas de grandes articulaciones nudosas y muy peludas terminaban en una garra.

La exclamación de Eärendil (Aiya Eärendil Elenion Ancalima - «¡Alabado sea Eärendil, el astro más brillante!») no le produjo ningún efecto; muchos Elfos lo habían dicho ya antes de ser devorados. Sin embargo, el Cristal de Estrella de Galadriel le infundó respeto y, cuando la hoja Élfica Dardo penetró en su abdomen, huyó dejando un reguero de limo amarillo verdoso.

Ella-Laraña era viejísima. Vino al mundo en Nan Dungortheb y ya había tenido sus encuentros con Beren y algunos de los héroes más gloriosos. En la Tercera Edad fue la Reina de todas las Arañas, mientras su cría se dispersó por los Montes de la Sombra y el Bosque Negro. No era una aliada de Sauron, aunque gozaba de su favor porque vigilaba el Paso, y el Señor Oscuro se divertía alimentándola de vez en cuando con prisioneros. También Gollum le llevaba carne fresca en ocasiones.

Ella-Laraña no es una palabra Sindarin, sino un sustituto para el nombre inglés Shelob (she-lob:"araña femenina» ). Cómo se llamaba verdaderamente, no lo sabemos.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey