Obra ⇁ Personajes

Gandalf

Un Mago con muchos nombres en numerosos países: «Mithrandir entre los Elfos, Tharkún para los Enanos; Olórin era en mi juventud en el Oeste que nadie recuerda, Incánus en el Sur, Gandalf en el Norte; al Este nunca voy». Gandalf es el ángel bueno que vigila las aventuras de los Hobbits, que impulsa sus viajes a Erebor y al Monte del Destino, y que más contribuye en favor de un final feliz.

Llegado a la Tierra Media por el año 1 000 T.E. -ya era viejo entonces-, se dedicó a caminar durante dos mil años por todo el continente; iba a pie, apoyándose en un cayado (por ello Gandalf, nórdico antiguo « Elfo de Vara», un nombre derivado de los Edda de Antaño); se mostraba poco aparente en su manto gris y su hogar estaba en todas partes y en ningún lugar. El poder y las riquezas no le interesaban, pero sabía apreciar una buena comida; lo conocían en todas las posadas. Fumaba haciendo anillos oscilantes con el humo de su pipa, y sus soberbios fuegos artificiales deleitaban a los niños.

Muy pocos sabían, como Círdan y Galadriel, quién era en realidad, aunque llamaba la atención el hecho de que casi no hubiera envejecido en todos estos años.

El Maia Olórin (del Quenya olos, «sueño, visión») había vivido mucho tiempo en los jardines de Lórien en Valinor, donde se sintió muy unido a Nienna. Aceptó la misión de ir a la Tierra Media como emisario de los Valar, porque era el deseo de Manwë y Varda, aunque no sentía ningún entusiasmo y temía a Sauron. A pesar de ello se convirtió en el más poderoso rival del Rey Brujo en la Tierra Media.

Primero siguió la orden de apoyar a los pueblos de la Tierra Media con consejos y ánimos, sin ejercer ningún poder propio. Con el tiempo fue adoptando un papel cada vez más activo, al igual que Saruman, su cofrade y rival en el Concilio Blanco. Después de su muerte en combate contra un Balrog sobre el Puente de Moria, el Mago retornó de forma inesperada al mundo de los vivos y apareció transformado en Gandalf el Blanco.

A partir de entonces se presentó abiertamente como Autoridad de la Alianza contra Sauron: intervenía en las batallas como un terrorífico Caballero Blanco y sabía guiar las decisiones de los poderosos según sus deseos. «Me temo que el retorno de Gandalf, tal como se lo presenta en este libro, constituye un defecto» - Tolkien.

Tras el fin de la Guerra del Anillo reveló que había sido el Portador del Anillo Rojo Narya durante todo este tiempo. Entonces marchó a los Puertos Grises y, con los otros Portadores de los Anillos, navegó en el Barco Élfico hasta el Oeste Lejano. Gracias a él, la hierba para pipa se introdujo por fin en Valinor.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey

Ver actor de las adaptaciones cinematográficas.