Obra ⇁ Personajes

Oromë

Oromë es el cazador de los Valar. Un mensajero y rastreador sin igual, es el montaraz más grande que ha puesto pie en Arda. Sus habilidades en la naturaleza son legendarias. Como Araw, es el patrón de muchos Elfos y, como Béma, es reverenciado por los Hombres. En Endor es el Vala más conocido. Sus largos viajes sobre su caballo blanco Nahar le han llevado a prácticamente casi todas las regiones de la Tierra Media y ha llegado a ser familiar incluso entre aquellos pueblos que nunca han llegado a verle.

Oromë es el hermano mayor de Nessa y el esposo de Vána. Comparte su pasión por la vida y su apego por las cosas vivas; pero por encima de todo, ama la naturaleza. Los bosques son sus dominios favoritos.

Al contrario que su hermana, Oromë es fácil de enfadar. Su temperamento es fiero y su cólera terrible y, aunque no es tan fuerte como Tulkas, puede llegar a ser un adversario todavía más letal. La pasión puede conducir al Cazador a perseguir un enemigo hasta el fin de Eä.

En los Días Antiguos, Oromë cazaba a los monstruos que surgían de las mazmorras de Morgoth. Ningún adversario era demasiado grande, y cabalgó a lo largo y ancho de la tierra para extirpar el Mal. La vegetación cubrió luego grandes extensiones de la Tierra Media y Oromë se encontraba como en casa entre las criaturas de los bosques. Continuó con sus cazas solitarias tras la destrucción de las Dos Lámparas, a pesar de que los animales hibernaron. Siempre vigilante en los bosques, Oromë solía ser el único baluarte contra los ataques de los secuaces del Enemigo Oscuro.

Oromë fue el primer Vala que encontró a los recién nacidos Elfos cuando despertaron en Cuiviénen. Allí, bajo los árboles del Bosque Salvaje al este de Endor, se aproximó cautelosamente a los Primeros Nacidos de los Hijos de Eru. El Cazador posteriormente llevó a Valinor a los tres señores Eldar: Ingwë, Finwë y Oiwë. Después de regresar a la Tierra Media, condujo a sus pueblos en su Gran Travesía hacia el oeste. Estas acciones, junto con su lucha a favor de los Quendi en la Batalla de los Poderes, hicieron que se ganase por siempre el respeto de los elfos.

La apariencia de Oromë es de complexión fuerte y hermosa. Con los cabellos plateados y cubierto con una capa blanca, se parece a un torbellino pálido cuando cabalga por las tierras salvajes bañadas por la luz de la luna.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey