Obra ⇁ Personajes

Radagast

El escogido en último lugar para realizar el viaje a Endor, es el más débil de los cinco Istari. Yavanna le eligió como guardián de los Olvar (Plantas), confiando en que el Mago Pardo cuidara de ciertos intereses que se podrían escapar a la atención de los otros Istari.

Desgraciadamente Radagast se encuentra tan comprometido por esta obligación que se centra demasiado en los Olvar y los Kelvar (Animales) más pequeños. Su sed de conocimiento de las plantas y los animales le fueron apartando cada vez más y más de su camino. Enamorado de las tierras vírgenes de la Tierra Media perdió de vista su misión. Lo único que hizo fue asentarse en Rhosgobel atendiendo las flores, vigilando los árboles y las criaturas del valle del Anduin y el bosque circundante, y cuidando de los pájaros. Radagast consideraba a las aves como sus compañeras preferidas.

A petición de Yavanna, Saruman tomó de mala gana a Radagast como su compañero. Esto no anunciaba nada bueno; desde el principio, el jefe de los Istari nunca tuvo en muy alta consideración a su compatriota. El Mago Blanco fue el primer Istar en poner pie en Endor y, aunque Radagast pronto se le unió, Saruman no hace alusión a la llegada del Mago Pardo. Posteriormente, cuando el propio Saruman cae en desgracia y abandona su embajada, comienza a usar a Radagast para sus propios intereses. El inocente Radagast le fue de mucha ayuda.

Aunque aparentemente despreocupado con la política y asuntos de la gente que habla, Radagast permanece fiel a su herencia. Su fracaso no se debe a una búsqueda de poder o una excesiva codicia; más bien, a sus pasiones bien intencionadas surgidas de su forma adoptada que le incitaron a relacionarse y con el tiempo a entregarse a las «criaturas menores». A medida que crece su amor por los Olvar y los Kelvar menores, el Mago Pardo se retira de los dramas y las dificultades que se desarrollan alrededor de él, pasando más y más tiempo en Rhosgobel. Cada vez se vuelve más ingenuo.

No obstante, Radagast cumple un buen papel. Su vigilancia en la parte occidental del Bosque Negro ayudó a contener el avance del Mal desde Dol Guldur, y las advertencias a sus amigos (las criaturas) extendieron las noticias de la inminente Guerra del Anillo y sirvieron para liberar a Gandalf de su encarcelamiento en Orthanc.

Radagast tiene finos cabellos castaños y, aunque con una estatura de 1'93, camina de forma curiosa, bastante encorvado. Su jovialidad, aparente sencillez y sus preocupaciones tranquilas y hogareñas ocultan en parte su verdadera fuerza. Como Mago, es un experto en las sombras y los colores, y sabe mucho de cómo manipular a las plantas y criaturas. Radagast puede llegar a ser un temible adversario, a pesar de sus debilidades.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey

Ver actor de las adaptaciones cinematográficas.