Obra ⇁ Personajes

Smaug

( 2941 T.E.) El Dragón cuyo tesoro tenía que robar Bilbo, el Ladrón Profesional. En el año 2770 T.E. había expulsado a los enanos de sus cuevas bajo Erebor. Llevaba ciento setenta años echado sobre los tesoros robados y gozaba de sus riquezas, que no le servían para nada más. Con nostalgia pensaba en los valerosos guerreros de antaño que se había comido. En su opinión, ahora no había nadie que se pudiera comparar con ellos.

En las conversaciones con Bilbo demostró ser un rival inteligente y experimentado, que con los acertijos le sonsacó al hobbit alguna que otra información, que este mejor hubiera callado. Sin embargo, era muy receptivo para las adulaciones: «Oh Smaug, la más importante, la más grande de las Calamidades» le dijo Bilbo y él mostró, jactándose, el vientre cubierto de oro y diamantes, pero que tenía un hueco descubierto en el lado izquierdo.

A diferencia de su antepasado Glaurung, Smaug era un dragón muy obstinado que no aceptaba órdenes de nadie. Se sentía satisfecho con el denso placer que le proporcionaban la avaricia y la destrucción. Descendía de los Dragones de fuego alados que se habían refugiado en los desiertos del Norte tras la caída de Thangorodrim. Los vapores que exhalaba eran malolientes pero no venenosos.

Antes de hallar la muerte por la flecha de Bardo, arrasó la ciudad de Esgaroth. Rápidamente, los pájaros extendieron la noticia de su muerte y todos los que estaban interesados en el tesoro del Dragón se reunieron poco después al pie de Erebor en la Batalla de los Cinco Ejércitos.

Al igual que Glaurung, Smaug también fue llamado «el dorado» a causa de su ardiente fuego interior. Sin embargo, el nombre de Smaug deriva del verbo germánico smugan, «empujar por un agujero»; «un chiste malo de filólogos», opinó Tolkien.

Apariciones

El Silmarillion El Hobbit El señor de los Anillos
La Comunidad del Anillo Las Dos Torres El Retorno del Rey