Obra ⇁ Razas

Peredhil

S. «Medioelfos». Elfos y Hombres estaban separados por diferencias de longevidad, pensamiento y expectativas del Más Allá, pero hubo varios casos en que la atracción entre los linajes superó esta limitación. Sin embargo, sólo dos uniones se realizaron con el consentimiento de los Valar: la de Beren y Lúthien, y la de Tuor e Idril.

Elwing, la nieta de Beren y Lúthien, se casó con Eärendil, el hijo de Tuor e Idril. Únicamente los descendientes de esta unión fueron considerados Medioelfos: Elrond y Elros, así como los hijos de Elrond, Arwen, Elladan y Elrohir. Los Medioelfos tenían que decidir si querían compartir el destino de los Elfos o el de los Hombres, es decir, si querían vivir una vida corta o una eterna. Elrond escogió la de los Elfos y Elros la de los Hombres. Por amor a Aragom, Arwen tomó la misma decisión que Lúthien y fue mortal. Aragorn, al igual que Beren, no tuvo opción; Eärendil, que hubiera preferido ser Hombre, dejó elegir a su esposa y se convirtió en Elfo.

A través de Lúthien, hija de Melian, los Medioelfos también estaban emparentados con los Maiar. De esta forma, una gota de sangre de los Elfos y los Ainur llegó hasta los Hombres.