Obra ⇁ Razas

Tumulario

TumularioEn su camino a Bree, los hobbits atravesaron las Quebradas de los Túmulos y naturalmente se encontraron con uno de los Tumularios, de los que se contaban terroríficas historias en la Comarca. Eran espectros que habían venido de Angmar y Rhudaur tras la Gran Peste para atormentar en sus tumbas a los últimos Dúnedain de Cardolan. Acechaban a los viajeros con la intención de sacrificarlos al Señor Oscuro con cantos religiosos. Los Hobbits escaparon a este destino porque Frodo recordó en el último momento los versos que Tom Bombadil le había recomendado encarecidamente para un caso así.

Al despertar de su aturdimiento, Merry regresó de un «sueño» en el que había vivido los últimos momentos de un guerrero de Cardolan: «¡Claro, ya recuerdo! Los hombres de Carn Dûm cayeron sobre nosotros de noche, y nos derrotaron. ¡Ah, esa espada en el corazón!»